Aunque la cobertura para móviles 3G y 4G alcanza ya el 92% del territorio español (según un estudio de Open Signal), lo cierto es que en muchos lugares cerrados no tenemos línea ni datos, o la señal es tan débil que no podemos hablar ni casi navegar.

No todo el mundo sabe que, al igual que ocurre con las señales del wifi, hay muchos elementos que entorpecen la llegada de la señal de telefonía,como por ejemplo, los materiales de los que está hecha la casa, la altura a la que vivamos o los árboles que nos rodeen.

Esencialmente, hay dos formas de lograr una mayor cobertura de móvil dentro de tu casa: haciendo que las llamadas lleguen a través de tu wifi, o instalar repetidores de señal para que le demos un último empujón a las llamadas y los datos que llegan a la puerta de casa.



Recibir llamadas a través del wifi
Es algo que empieza a implantarse en España y es muy fácil. Realmente, se trata de que la conexión a internet funcione como el último eslabón para introducir la llamada en nuestra casa cuando no hay cobertura 3G ni 4G dentro de ella; como el wifi sí que alcanza dentro de nuestro hogar, conduce la señal. 

Así que las llamadas que hagamos o recibamos no tienen un coste adicional.

A su vez hay dos modos de valerse del wifi para mejorar la cobertura del móvil. Por un lado, los iPhone 5 y versiones superiores ya cuentan con la funcionalidad de llamadas wifi.

Así puedes configurar las llamadas wifi en iOS (iPhone).




Pero no todas las líneas ni móviles soportan esta función. También funciona con algunos móviles con sistema operativo Android adquiridos en esa compañía

Amplificadores y repetidores de señal

Son dispositivos completamente libres, en los que no hay que pagar cuota. Los compras, los instalas y ya están a pleno rendimiento. La otra diferencia tecnológica es que no “introducen” la llamada en tu wifi sino que directamente repiten o amplifican la señal 3G o 4G que llega de la calle.

Eso sí, son aparatos más complicados que requieren la instalación de una antena exterior y un repetidor exterior. Muchas funcionan como este modelo de StellaDoradus que cuesta 360 euros (pero hay muchas más marcas y modelos más asequibles y sencillos).


Instalación de un repetidor de señal móvil


Lo importante es fijarse en que el repetidor es capaz de amplificar las señales de todos los tipos (3G y 4G). También es fundamental saber primero cuánta cobertura nos llega al exterior de la casa o edificio porque si la señal es demasiado débil, el repetidor o amplificador no podrán hacer gran cosa.